Opinión

Día de África: África es imprescindible

20 mayo 2014

, , , , , ,

Compartir en:

De ninguna manera el mundo está entero sin África, continente que representa el 18% de las tierras emergidas y donde vive una sexta parte de los seres humanos.

África, especialmente al Sur del Sáhara, se revela empobrecida y ninguneada en el comercio mundial. África está azotada por las sequías y el hambre; las basuras tóxicas y las enfermedades. Explotada por potencias que interfieren con sus ambiciones e intereses. Nuevas formas coloniales que se apropian de su tierra, bienes y hasta de sus recursos humanos, entre ellos los sanitarios, formados con esfuerzo por los países africanos, para que pasen a atender a necesidades crecientes en Europa y Norteamérica.

Pero África cuenta con riquezas en los campos, los mercados de pueblos y ciudades, los bosques y las minas y el desarrollo humano de sus comunidades y cooperativas.

África de 54 Estados y la unidad inalcanzable, aunque esperada. De las dictaduras, que niegan derechos; desangrada por la violencia de guerras anacrónicas y por bandas extremistas y de delincuentes, con uniforme y sin él. Y, al mismo tiempo, poblaciones africanas que proponen alternativas de diálogo y de paz en los conflictos. África con personas, asociaciones y colectivos, al margen de las instituciones, que tienen gran capacidad organizativa, rica en alternativas.

África con nombres de mujeres cuyos derechos son vulnerados en sus cuerpos; en sus hogares; en que cada día son doblemente explotadas en sus trabajos de casa, del campo y de las ciudades. E igualmente reinas históricas y mujeres sencillas y fuertes en la resistencia de las calles y las tierras. Mujeres protagonistas en la educación y  las culturas. Mujeres que rompen su marginación y los tabúes. Activas y responsables en las familias; las economías populares; los negocios y los cambios políticos y sociales; en la salud de sí mismas y de las demás personas.

África permanece atrapada por una injusta inmigración política y económica a la que se ponen cada días más trabas y barreras. Y, a la vez, personas africanas que han llegado hasta aquí para terminar sus estudios, realizar un deporte, por amor o con el sueño de encontrar un trabajo. Que reclaman sus derechos porque viven en nuestras sociedades y a las que no podemos excluir. Al contrario, cooperar con ellas en una política de migraciones bien distinta a la actual, para que la Unión Europea redistribuya equitativamente los compromisos de acogida y asilo y cuide escrupulosamente los derechos humanos de las personas inmigrantes.

África de la juventud, muchas veces en paro y migrante, pero que se divierte y protesta a través de las músicas y las redes sociales en las TIC. Gentes y colectivos de África que reclaman derechos en la diversidad de su piel, de su sexualidad, de sus lenguas e identidades, muchas veces perseguidas.

África existe porque tiene su historia y pensamiento propios, que nutren el momento contemporáneo. África espiritual, entre dios, la naturaleza y el mundo del pasado, con tradiciones intolerantes y agresivas, pero con otras que respetan a las personas ancianas; renuevan culturas y solucionan disputas. África creativa, abierta, actual y brillante en todas las artes, la modas, el deporte y la vida diaria. África de los colores, los tejidos y las ropas, con sus símbolos y significados. Son las palabras, los ritmos y las miradas profundas hacia el sol, las tierras; las aguas y las estrellas.

África nos hace presente su dignidad, se moviliza por sus derechos y libertades y por el reparto de los recursos y ofrece a la humanidad entera ejemplos de colaboración. Sobre todo con hombres y mujeres, capaces de crear vida cada día y de hacer frente, con su trabajo, su alegría y su actividad organizada y solidaria a los males, internos y externos, que la ensombrecen.

El Día de África, 25 de mayo, la agrupación de ONGD África Imprescindible, desde  Navarra, quiere ofrecer una imagen del África subsahariana alejada de los estereotipos habituales: exotismo; miseria, abandono; turismo; safaris…. Sin eludir los problemas, cuando solo se ha cumplido uno de los 60 indicadores de los Objetivos del Milenio y la pobreza extrema afecta hoy a un 47% de la población africana. Pero también con el convencimiento de que es preciso extender la imagen de una realidad africana en movimiento, emprendedora, imaginativa y autónoma, en tiempos en los que la Unión Europea, primer donante mundial, contribuye solo con un 0,41% de su PIB para la Ayuda al Desarrollo y España todavía mucho menos, con un 0,16%. Y más allá de las cifras, comprender que África busca una cooperación equitativa, sin dependencias y con apoyo mutuo.

ACTUALIDAD

Noticias

20 octubre 2021

En su 21ª edición, el consorcio África Imprescindible se une a la celebración del 10º aniversario de la Filmoteca de Navarra con una cuidada selección de películas africanas y de la diáspora.  Tres de estas películas se proyectan también en el Cine Moncayo de Tudela. El Ciclo reúne cortos, largos de ficción y documentales de Sudán, Etiopía, […]

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Aquí puedes encontrar más información acerca de las cookies. Aceptar